Ocean Action Hub

Sus días de arduos cruceros polares, esquivando icebergs y capeando tempestades magallánicas terminaron. Luego de 25 misiones a la Antártida, el Buque de Investigación Científica (BIC) Humboldt ya no realizará más viajes a la base Machu Picchu, enclave peruano en el Polo Sur: esa tarea se la deja al moderno buque Carrasco, de la Armada Peruana, diseñado y construido especialmente para este fin. Sin embargo, lejos de jubilarse, el Humboldt empieza una nueva etapa: colaborará con la investigación científica del mar peruano y de sus recursos. 

“Cuando el Perú decide ir a la Antártida en 1988, lo hace con un buque de investigación. Otros países de la zona enviaron rompehielos, para hacer presencia; mientras que el Perú lo hizo por un interés científico, no de territorialidad. Por eso hubo que hacerle muchos trabajos de adecuación”, cuenta Javier Gaviola, presidente del Consejo Directivo del Instituto del Mar del Perú (Imarpe), quien antes de asumir su cargo, realizó tres misiones a la Antártida a bordo de este buque, como tripulante y una como comandante.

Durante sus viajes al polo sur, el Humboldt fue una pieza clave para investigar, entre muchas otras cosas, al krill, un crustáceo similar al camarón muy importante en la cadena trófica del mar abierto antártico. Es muy pequeño, pero muy nutritivo y de enorme importancia ecológica. De este dependen muchas especies marinas, desde peces y pingüinos, hasta grandes cetáceos.

Pero la tarea de investigar en la Antártida no es sencilla: “Tienes que aprender a navegar con tempestades, en un clima muy cambiante; algo que en nuestra costa no es normal. Tienes que aprender a correr olas con el buque, a zigzaguear para evitarlas. Esas olas son tan grandes que pueden partir la nave”, recuerda el excomandante de este buque que fue lanzado al mar por primera vez 1978, diez años antes de empezar su misión en la Antártida.

La ciencia al servicio de la pesca

Gaviola destaca que en esta nueva etapa, la actividad del Humboldt frente al Mar de Grau va a ser mayor: pasará más tiempo trabajando junto a la flota del Imarpe, que consta de otros dos grandes buques (aunque de menor tamaño que el Humboldt), el BIC José Olaya y el BIC Flores Portugal, y otras cinco embarcaciones pequeñas, que están asignadas a laboratorios costeros en Ilo, Chimbote, Santa Rosa (Chiclayo), Huanchaco (Trujillo) y Pisco.

La labor se complementa con la de los tres buques hidro-oceanográficos de la Armada Peruana Zimic, Melo y Carrillo. “La misión es la misma de siempre: hacer investigaciones del mar y de sus recursos para tener un desarrollo sostenible de la pesca. Ahora vamos a tener disponible el Humboldt los doce meses del año. Antes lo teníamos nueve, pues debía partir a la Antártida. Esa tarea ahora será del BAP Carrasco”, afirma Gaviola.

La labor que cumplen los buques es fundamental. Es la razón de ser del Imarpe. Su trabajo se complementa con las investigaciones que se realizan en laboratorios de la costa, con muestreos que se hacen con embarcaciones de la flota industrial, etc. “Se trata de buscar control y orden en cómo utilizar los recursos; que no haya un exceso de explotación”, señala Gaviola y agrega que “la idea es que salgan a la vez los buques, así pueden recorrer sectores en paralelo y obtener información de lugares distintos, pero en el mismo tiempo”.

El buque y el plan Humboldt

La información levantada y procesada por el BIC Humboldt fue importante para la elaboración del Plan de Acción Estratégica (PAE), una iniciativa impulsada por el proyecto GEF Humboldt con el apoyo del PNUD para que los gobiernos de Perú y Chile compartan información y coordinen sus acciones para aprovechar de la mejor manera los recursos de este ecosistema compartido por ambos países, y que es alimentado por la corriente marina que parte desde el Polo Sur y llega hasta cerca del Ecuador.

“Conforme avanza la tecnología, aparecen nuevas formas de investigar. Hoy lo hacemos con una visión ecosistémica. Profundizamos más la parte ecológica. En ese sentido, hay un buen plan estratégico que se ha concluido con la realización de la primera etapa de este proyecto. Ahora toca poner en ejecución lo que se ha diagnosticado”, concluye Javier Gaviola.

TextoAndrés Velarde. FotoBruno Cámara / PNUD Perú.

0
No votes yet
Publication date: 
26/05/2017
Publication Organisation: 
UNDP Peru
Country/ies: 
Peru
Thematic Area: 
Sustainable fisheries
Approved