Ocean Action Hub

Resource title

Fortaleciendo Capacidades para el Ordenamiento Territorial en Zonas Marino Costeras en Guatemala

4-nov-2016 - Con el propósito de fortalecer las capacidades en la elaboración de planes de ordenamiento territorial en un contexto marino costero enfocado en la sostenibilidad so

cio ambiental, se desarrolló el “Diplomado en Ordenamiento Territorial en Zonas Marino Costeras” en las Regiones Suroriente y Suroccidente del país [1] logrando graduar a cuarenta y ocho representantes de diversas instituciones que trabajan en las zonas marino costeras de ambas regiones. El diplomado fue organizado por un Comité Académico integrado por la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia –SEGEPLAN-, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales –MARN-, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas –CONAP- y el Centro de Estudios Conservacionistas de la Universidad de San Carlos de Guatemala -CECON-USAC-, con el apoyo del Proyecto Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras implementado por el PNUD y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF por sus siglas en inglés). El diplomado fue avalado académicamente por el Programa de Educación Continua de la Universidad de San Carlos de Guatemala -PEC-USAC-.

Región Suroriente:

Se graduaron 17 estudiantes pertenecientes a las Municipalidades de Chiquimulilla, Taxisco, San José, Santa Cruz Naranjo y Moyuta, así como técnicos de las instituciones de gobierno que trabajan en la zona costera de esta región del MARN, CONAP, Instituto de Fomento Municipal –INFOM-, Oficina de Control de Áreas de Reserva del Estado –OCRET-, CECON y la ONG Wetlands International.

Región Suroccidente:

Concluyeron el diplomado 31 estudiantes pertenecientes a las Municipalidades de Malacatán, Génova, Champerico, La Blanca, Santo Domingo y Tiquisate; técnicos de instituciones gubernamentales que trabajan en la zona marino costera de la región del MARN, CONAP, OCRET, Instituto Nacional de Bosques –INAB-, Dirección de Normatividad de la Pesca y Acuacultura -DIPESCA-MAGA-, Ministerio de Gobernación –MINGOB-; de las ONGs Asociación de Biología Marina –ABIMA-, Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación –FUNDAECO-, Amigos del Bosque, Mancomunidad de la Cuenca del Río Naranjo –MANCUERNA- y Profesionales por el Agua, Naturaleza, Acuicultura y Pesca –PANAP-; así como del Centro de Estudios del Mar y Acuicultura –CEMA-, Mesa de Mangle de Iztapa, e investigadores independientes vinculados a la conservación y manejo de recursos marino costeros.

Clausura y próximos pasos:

El diplomado se desarrolló sobre la base de seis módulos desarrollados por Segeplán con una duración total de tres meses, con clases magistrales impartidas por profesores de instituciones como Wetlands International, el Instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente de la Universidad Rafael Landívar -IARNA/URL-, MARN, CECON, Segeplán y profesores independientes invitados. El diplomado permitió a los participantes dotarse de nuevos conocimientos e instrumentos de gestión territorial, adaptados a las condiciones para las regiones en que se desempeñan desde sus sectores. 

La clausura se llevó a cabo en la Ciudad de Antigua Guatemala,  donde los graduados presentaron sus trabajos finales a los alcaldes de las municipalidades que apoyaron su participación. El acto de clausura tuvo el acompañamiento de la representante del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales Luisa Fernández, del representante de CECON Manolo García, del Director de Ordenamiento Territorial de Segeplán Julio Estrada Monterroso, del representante del CONAP Samuel Coloma, y la Coordinadora del Proyecto Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras del PNUD Raquel Sigüenza, quienes conformaron la mesa principal. La entrega de diplomas la realizó la coordinadora del Programa de Educación Continua de la USAC, Alma Guisela Cárcamo y Raquel Sigüenza en nombre del comité académico. 

Los cuarenta y ocho graduados representan agentes de cambio para el desarrollo de las áreas marino costeras y una oportunidad de gran valor para un mejor desempeño en el seno de sus instituciones, desenvolviéndose como generadores de conocimiento para la gestión integral del Litoral Pacífico con un enfoque de sostenibilidad socio ambiental. CONTINUE READING: http://www.gt.undp.org/content/guatemala/es/home/presscenter/articles/2016/11/04/fortaleciendo-capacidades-para-el-ordenamiento-territorial-en-zonas-marino-costeras.html

Resource title

Conservar a nivel de paisaje: un paso hacia nuestro desarrollo (por Andrea Najera)

05 dic 2016 - Sabemos que la biodiversidad es un elemento inherente para el desarrollo humano. Día a día las necesidades de la humanidad son satisfechas a través de los múltiples beneficios que recibimos de ella, incluyendo alimentos, agua, bienes y servicios ecosistémicos, belleza escénica, bienestar espiritual y mucho más. 

05 dic 2016 - Sabemos que la biodiversidad es un elemento inherente para el desarrollo humano. Día a día las necesidades de la humanidad son satisfechas a través de los múltiples beneficios que recibimos de ella, incluyendo alimentos, agua, bienes y servicios ecosistémicos, belleza escénica, bienestar espiritual y mucho más. 

De hecho, dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, se incluye explícitamente la meta de conservar y utilizar en forma sostenible la biodiversidad terrestre y marina, como parte de la Agenda 2030 y “a favor de las personas, el planeta y la prosperidad”. Asimismo, es ampliamente conocido, que la protección del medio ambiente, junto al desarrollo económico y al social, constituyen los tres pilares del desarrollo sostenible. Esto ha sido reconocido por diversos países desde hace varios años, y a raíz de ello han implementado diversos instrumentos de política pública para responder a los compromisos internacionales que como Estado han adquirido para lograr la protección del medio ambiente.

Sin embargo, a pesar de su inmenso valor desde cualquier punto de vista, continuamos perdiendo biodiversidad a nivel mundial.  Sumado a ello, las tendencias demográficas y crecientes demandas de la humanidad, hacen que cada vez necesitemos más áreas verdes para el desarrollo de bienes de consumo, quedando menos terrenos disponibles que puedan ser destinados exclusivamente para la conservación.  

Esto nos pone, como sociedad, ante el reto y la necesidad de llevar a cabo acciones de conservación a nivel de paisaje, incluyendo, además de las áreas protegidas, los espacios productivos e intervenidos. A la vez, nos obliga a todos los habitantes a comprometernos con emprender acciones de conservación en todo el territorio, dejando de lado la premisa que el patrimonio natural del país está ya resguardado en las áreas protegidas, pues a pesar de ser necesarias, éstas resultan insuficientes hoy en día.

El reto es entonces llevar a cabo acciones de conservación aún en territorios con alta intensidad de uso, que es aún mayor en áreas como el Litoral Pacífico de Guatemala, una de las áreas más intervenidas del país, en donde actividades como la agricultura, ganadería e industria han modificado grandes extensiones de esta zona. Sin embargo, a través de diversas acciones que ya se realizan en esta área, y que incluyen –entre otros- el cumplimiento del marco legal, fortalecimiento de capacidades institucionales e involucramiento directo de diversos sectores, es posible acercarnos a un esquema de conservación a nivel del paisaje, en donde al mismo tiempo se desarrollen actividades productivas. Un ejemplo de ello es el Proyecto Conservación y Uso sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras.

Existen otras maneras de procurar la conservación de biodiversidad en paisajes productivos. Por ejemplo, se ha demostrado que es posible que ciertas plantaciones comerciales alberguen diversidad biológica en su interior, si éstas son manejadas adecuadamente, permitiendo entre otros, la existencia de múltiples estratos de vegetación en su interior, por ejemplo café con sombra, o pino con sotobosque. Asimismo, la rotación de cultivos, o el manejo de pastizales para ganadería traen beneficios para la conservación de la biodiversidad. En menor escala, las huertas familiares con alta diversidad de plantas y los cercos vivos son capaces también de alojar especies nativas de flora y fauna. Por otro lado, la restauración del paisaje es una de las acciones que más ayuda en la recuperación de biodiversidad en sitios que han sido degradados. En términos generales, se trata de tomar conciencia de la necesidad de una adecuada gestión del territorio para lograr, a distintas escalas y con diversas actividades, un paisaje de conservación y desarrollo.  

Para que todo esto realmente funcione y perdure en el largo plazo, es indispensable que como sociedad, conozcamos e internalicemos el inmenso valor (social, económico y cultural) de la biodiversidad, la dependencia que tenemos de los bienes y servicios que ésta nos presta  y la urgente necesidad de hacer una  adecuada gestión de la misma. En todos los ámbitos de la sociedad –político,  público, privado, académico y sociedad civil-  debe fortalecerse el compromiso de participación activa en la conservación de nuestro patrimonio natural, cada uno desde su propio espacio y realidad. Somos nosotros los agentes del cambio y solo así podremos asegurar nuestro desarrollo y el bienestar de las presentes y futuras generaciones.

CONTINUE READING: http://www.gt.undp.org/content/guatemala/es/home/ourperspective/ourperspectivearticles/2016/12/05/conservar-a-nivel-de-paisaje-un-paso-hacia-nuestro-desarrollo.html

Resource title

La Administración de Zonas Marino Costeras: un reto que enfrenta la gestión municipal (por Frendy Mata)

24 ago 2016 - En estos días me puse a pensar en la importancia que tienen las zonas marino costeras en Guatemala y lo frecuente que olvidamos el papel que juegan en el desarrollo sostenibl

24 ago 2016 - En estos días me puse a pensar en la importancia que tienen las zonas marino costeras en Guatemala y lo frecuente que olvidamos el papel que juegan en el desarrollo sostenible del país. Guatemala depende en gran medida, de la sumatoria de las diferentes acciones que los 340 municipios realicen para alcanzar el desarrollo, acciones que deben beneficiar a la población. Éste es un gran reto para la gestión municipal ya que deben detonar el desarrollo económico, social y ambiental en cada uno de sus municipios.

El Código Municipal en su artículo 67, estable que, el municipio para la gestión de sus intereses y en el ámbito de sus competencias puede promover toda clase de actividades económicas, sociales, culturales, ambientales y prestar cuantos servicios contribuyan a mejorar la calidad de vida, y satisfacer las necesidades y aspiraciones de su población. Durante los últimos años la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia –Segeplán- ha realizado el Ranking de Gestión Municipal, una herramienta que mide el desempeño de las municipalidades en sus diferentes ámbitos de gestión, lo que la convierte a la vez, en una herramienta de mejora continua.  La última medición de la Gestión Municipal mediante el Ranking fue realizada en el año 2013 y está integrada por 6 índices y 31 indicadores. 

Dentro de las competencias de las municipalidades esta la prestación de los servicios públicos, siendo de gran importancia, ya que la calidad y cobertura en la prestación de servicios públicos resultan ser elementos muy importantes en los procesos de desarrollo social y económico que contribuyen directamente a la mejora de las condiciones de vida de la población, a mejorar el índice de desarrollo humano y el alcance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio –ODM- según el Ranking de Gestión Municipal 2013, hoy en día los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS-.   

De acuerdo a los resultados del Ranking de Gestión Municipal, 228 municipalidades que suman el 68%, se encuentran en una categoría “baja” en cuanto a la disposición y tratamiento de aguas residuales en cumplimiento a lo establecido en el Acuerdo Gubernativo 236 – 2006.  Cabe destacar que el tratamiento de aguas residuales es unos de los retos más grandes que afronta la gestión municipal hoy en día. Este tratamiento puede ser en tres niveles: el primario que se refiere al tratamiento físico, secundario que se refiere al tratamiento físico y biológico, y el terciario que comprende el tratamiento físico, biológico y químico.  

La mayoría de municipalidades de las zonas marino costeras tienen el reto de priorizar dentro de su Plan Operativo Anual (POA) municipal y presupuesto de los próximos años, la realización de los estudios técnicos de caracterización de aguas residuales y la construcción de infraestructura para el tratamiento de las aguas residuales generadas por la población de sus municipios, para cumplir con lo estipulado en el acuerdo gubernativo 236 – 2006 y contribuir al saneamiento ambiental.

Respecto al indicador de cobertura y calidad de la gestión de los desechos sólidos, 245 municipalidades (73%) se encuentran en la categoría “baja”. Esto quiere decir que la disposición final de los residuos sólidos se puede dar mediante: vertedero, vertedero controlado, planta de tratamiento de residuos sólidos y relleno sanitario.  

Las municipalidades, deben impulsar un programa para la recolección, transporte y disposición final de los residuos sólidos adecuadamente, ya sea de forma individual o en mancomunidad, ya que los residuos sólidos municipales y aguas residuales de origen doméstico son depositados sin ningún tratamiento en los ríos y barrancos, lagos, lagunas y esteros. Ello representa un enorme problema, ya que dichos espacios naturales están siendo contaminados fuertemente. 

Durante los últimos años la expansión de la urbanización en las zonas Marino Costeras ha ido incrementándose, y la proyección es que aumentará aún más en los próximos años.  Es de suma importancia la intervención de las municipalidades mediante la implementación de Planes de Ordenamiento Territorial (POT), que establezcan los usos permitidos del territorio. En lo que concierne a Áreas Protegidas Marino Costeras, los POT deben ir en armonía con los Planes Maestros o Planes de Manejo de cada una de ellas.  Se hace necesario establecer estrategias para brindar de forma sostenible el suministro de servicios públicos tales como agua potable, sistemas de drenaje y el tratamiento y disposición de residuos sólidos y aguas residuales, lo que permitirá aprovechar al máximo el potencial turístico de la región y minimizar los impactos adversos a los recursos naturales y la diversidad biológica.

Actualmente los municipios de las Zonas Marino Costeras, cuentan con una prioridad baja dentro del presupuesto para invertir en temas de gestión ambiental como la reforestación, viveros y cuencas; y gestión del servicio público que aborda el alcantarillado, drenajes y manejo de desechos sólidos. Es un gran reto para los próximos años el incrementar los montos para las partidas presupuestarias destinadas a la gestión ambiental y servicios públicos de agua y saneamiento, ya que de la cantidad y calidad de los servicios ecosistémicos dependen en gran medida el desarrollo económico y social que se pueda impulsar en estas zonas. 

La Ley de Impuestos Únicos sobre Inmuebles (IUSI), es una herramienta muy bondadosa que puede permitir a los municipios el financiamiento de los diferentes programas, obras, proyectos y actividades que las municipalidades deben impulsar para satisfacer las demandas de la población e impulsar el desarrollo integral sostenible que anhelamos los guatemaltecos. Por diversas razones, especialmente de índole política, los Concejos Municipales tienen temor de implementar lo estipulado en esta Ley. En la mayoría de municipios únicamente se aplica para algunos bienes inmuebles situados en los cascos urbanos, zonas urbanizadas y fincas registradas en el Registro General de la Propiedad, quienes a su vez la han registrado con un valor fiscal muy por debajo del valor de mercado. Esta herramienta, bien administrada, puede convertirse en un mecanismo financiero que permita la implementación de obras para el desarrollo y la conservación de las zonas marino costeras. 

CONTINE READING: http://www.gt.undp.org/content/guatemala/es/home/ourperspective/ourperspectivearticles/2016/08/24/la-administraci-n-de-zonas-marino-costeras-un-reto-que-enfrenta-la-gesti-n-municipal.html

Frendy Palma es ingeniero ambiental graduado de la Universidad Rural de Guatemala. Cuenta con una maestría en Ingeniería para el Desarrollo Municipal de la Universidad de San Carlos de Guatemala, con especializaciones en desarrollo urbano por la Universidad Rural y evaluación de impacto ambiental por el Colegio de Ingenieros Agrónomos y la Universidad de San Carlos de Guatemala.  Ha participado en diversos diplomados y en la pasantía sobre “Buenas prácticas y lecciones aprendidas de Colombia en gestión pública territorial y buen gobierno” del Programa Regional de Cooperación con Mesoamérica, Colombia –APC-. Ha trabajado para SEGEPLAN y ONG´s como Cooperativa El Recuerdo, R.L. y Alianza para el Desarrollo Juvenil Comunitario -ADEJUC- Save the Children Guatemala.  Actualmente es técnico para el Proyecto “Conservación y uso sostenible de biodiversidad en área protegidas marino costeras” en el PNUD.   

Resource title

Bondad con conciencia de depredación (por Edson Flores)
14 dic 2016 - A muchos de nosotros nos gusta, por no decir que nos fascina, el tener algo vivo a nuestro cuidado, o por lo menos, viviendo en nuestra casa.

Edson Flores es biólogo de la Universidad de San Carlos de Guatemala –USAC- y esta por finalizar la maestría en Ciencia Animal con Énfasis en Manejo de Vida Silvestre de la USAC. Ha laborado en el sector ambiental desde hace 11 años en espacios como ONGs y gobierno. Actualmente, es Técnico de Campo para Sur Occidente del Proyecto “Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras”.

Ello no tendría nada de malo si para eso no se tuviera que participar “inconscientemente” en algunos casos y otras a propósito, en el tráfico ilegal de flora y fauna silvestre. Dicho gusto termina por afectar a la diversidad biológica del país, pues promueve la extracción ilícita de especies como pericas señoritas, pericas guayaberas, chocoyos, iguanas, mapaches, tortugas de río, entre otros (según registros del Consejo Nacional de Áreas Protegidas –CONAP-), esto si nos referimos únicamente a la zona marino costera del Pacífico. Dependiendo de la región geográfica, son otras las especies más afectadas. 

Muchos dirán que compran animales silvestres porque los animales sufren en los recintos donde son exhibidos mientras los venden. Pienso que efectivamente tienen razón, sufren, sin embargo el sacar de su martirio a un individuo únicamente genera que la cadena de tráfico ilícito alcance su objetivo, que es vender el animal. El comprador seguramente dice: “Pobre animal, ahora que estás conmigo te irá mucho mejor, tendrás comida, agua, un techo, todas las condiciones para que estés feliz”.

Pero el trasfondo de dicho acto de buena voluntad es: 

  1. El comprador obtiene un animal que si es cachorro o cría, durante algunos meses o años (no muchos) es la alegría de la casa. Si es adulto, o cuando esa cría llega a edad adulta, se convierte en una pesadilla, pues muerde a los niños, se roba la comida, infinidad de travesuras que nos podemos imaginar. Al final se opta por regalar, abandonar al animal o incluso enclaustrarlo en jaulas diminutas que terminan por atrofiar los resabios que quedan de su comportamiento natural, así como sus estructuras óseas en muchos casos. Habrá quienes podrán afirmar que sus animales están en buenas condiciones, probablemente sea cierto, pero esas son las excepciones. 
  2. El animal viene enfermo y se muere a los pocos días de comprarlo, con lo cual tampoco se logra el objetivo de mejorarle sus condiciones de vida. Otro tema aparte, pero que no debemos obviar, es la probabilidad de transmisión de algunas enfermedades al ser humano.
  3. Independientemente de los dos escenarios anteriores, el vendedor obtiene el dinero que quiere por la venta del animal. Entiende que hay un mercado que necesita saciarse, por lo que vuelve al bosque a extraer animales o a encargarlos, y continúa la cadena y el círculo se repite; generando una extracción continua de biodiversidad, que promueve procesos de endogamia, en los cada vez más pequeños espacios naturales del país.

Pensemos en que por cada persona que compra un animal silvestre, se lacera la salud de las poblaciones silvestres. Es una analogía a la campaña de hace algunos años que decía “gota a gota, el agua se agota”, en este caso, animal tras animal, la biodiversidad es exterminada.

El tráfico ilícito es una actividad económica que como cualquier otra, si encuentra un mercado favorable, pues continuará. Una parte que se suma en la lucha contra esta actividad que afecta la biodiversidad marino costera la cumplen las instituciones como el CONAP, el Ministerio Público –MP- y la División de Protección a la Naturaleza –DIPRONA-, al hacer operativos de control y vigilancia. Sin embargo, los esfuerzos son insuficientes. 

Otro aspecto vital y pienso que con más impacto, es el que nosotros como ciudadanos podemos hacer al evitar comprar estos animales silvestres. Seguramente es algo duro, pues los que compartimos algo de empatía por el sufrimiento que puede padecer un ser vivo, seguramente quisiéramos hacer algo para mitigar ese dolor. Se contribuye más y mejor al no comprar un animal en los mercados, en las carreteras, o cualquier lugar. Pongámoslo así, nadie se va a empeñar en vender algo que nadie le compra. Con el tiempo esto debe ir menguando el tráfico ilícito de fauna silvestre, claro está que debe ir de la mano de los esfuerzos de control y vigilancia que se desarrollan con las instituciones expertas en la materia.

Las zonas marino costeras y su fauna silvestre ya tienen suficientes presiones tales como, el avance de la frontera agrícola, sequías y cambio climático,. como para que con nuestra “bondad” promovamos el tráfico ilícito de fauna silvestre y con ello, su extracción ilícita de los remanentes boscosos con que cuenta el país.

Comprar un animal silvestre de forma ilegal ya sea en el mercado, en la carretera o en cualquier otro lugar, condena a la totalidad de animales silvestres que aún habitan las zonas boscosas del país.

CONTINUE READING: http://www.gt.undp.org/content/guatemala/es/home/ourperspective/ourperspectivearticles/2016/12/14/bondad-con-conciencia-de-depredaci-n.html#

Resource title

Acceso al agua, indispensable para el bienestar (por Edson Flores)

22 mar 2017 - Hemos pensado ¿qué pasará si se agota el agua? Es fundamental para el desarrollo económico, social y ambiental.

Edson Flores es biólogo de la Universidad de San Carlos de Guatemala –USAC- y esta por finalizar la maestría en Ciencia Animal con Énfasis en Manejo de Vida Silvestre de la USAC. Ha laborado en el sector ambiental desde hace 11 años en espacios como ONGs y gobierno. Actualmente, es Técnico de Campo para Sur Occidente del Proyecto “Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras”.

22 mar 2017 - Hemos pensado ¿qué pasará si se agota el agua?  El agua es un elemento esencial para la sobrevivencia de los seres vivos, y fundamental para el desarrollo económico, social y ambiental. 

Durante los últimos años, se han suscitado diferentes conflictos por el acceso al uso del agua, ya que es indispensable para el crecimiento fenológico de los cultivos agrícolas, es decir, las etapas por las que pasan las plantas a lo largo de un período desde la siembra hasta la cosecha, así como el abastecimiento de agua para la crianza de ganado y el desarrollo de procesos industriales, los cuales suceden en la zona media de las cuencas.  

La población que habita las zonas marino costeras del país de Guatemala, son quienes sufren más drásticamente las consecuencias por el inadecuado uso del agua.  Ya que el agua que corre sobre los ríos de las cuencas que desembocan en la vertiente del Litoral Pacífico, son retenidas y desviadas en la parte media de las cuencas, para el riego de cultivos agrícolas, riego de pastizales y desarrollo de procesos industriales, obteniendo como resultado la reducción del caudal del agua que desemboca sobre los esteros, lagunas y el Océano Pacífico, incrementando los niveles de salinidad de los esteros, y por consiguiente la salinización de los pozos ubicados en el sector playa del Pacífico de Guatemala.   

El estado natural de los ecosistemas se encuentra alterado por la retención del recurso hídrico y por la carga de contaminantes que se vierten a lo largo de los ríos sobre la parte alta y media de las cuencas. Esto se debe a que las aguas residuales de diferentes orígenes no son tratadas de acuerdo a los parámetros establecidos por el Acuerdo Gubernativo 236-2006.  De igual forma, los residuos y desechos sólidos tampoco son tratados, en vez de esto existen botaderos y basureros clandestinos a las orillas de los ríos, mismos que son trasladados por la corriente hacia las zonas marino costeras. Como consecuencia, se incrementa la carga de contaminantes y, por efecto de la erosión, son arrastradas moléculas de agroquímicos a los cuerpos de agua, lo que ha provocado la muerte de peces en algunas épocas del año. 

Según el Perfil Ambiental de Guatemala 2010 – 2012, del IARNA-URL, indica que, en el año 2009, al menos catorce ríos principales y cuatro lagos presentaron altos porcentajes de contaminantes físicos, materia orgánica, microorganismos, contaminantes tóxicos y materiales cancerígenos, lo que implica riesgos importantes por usar esas aguas para consumo humano y riego. 

De acuerdo al informe final de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (Segeplan 2015) indica que para el año 2014, el 76.3 por ciento de la población guatemalteca contaba con acceso a fuentes mejoradas de abastecimiento de agua potable.  Para el año 2030, se espera lograr el acceso universal y equitativo al agua potable, a un precio asequible para todas y todos, de acuerdo a lo planteado por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El agua es de vital importancia para la sobrevivencia de la humanidad, y todos deseamos contar con acceso al servicio de agua de calidad en nuestras viviendas; por lo que las autoridades municipales y gobierno central deben crear las estrategias, programas y proyectos que permitan brindar este servicio a la mayoría de la población guatemalteca, en cumplimiento a los artículos 67 y 68 inciso a del Código Municipal. Sin embargo, como ciudadanos debemos ser conscientes de pagar las tasas municipales que el Concejo Municipal establezca para recuperar los costos de operación y mantenimiento para el buen funcionamiento de los sistemas de agua potable, tal como lo establece el artículo 72 del Código Municipal. Además, debemos ser conscientes de pagar una tasa municipal para el saneamiento de las aguas servidas, ya que este proceso conlleva gastos para el establecimiento de la infraestructura de tratamiento, la operación y mantenimiento. 

Para hacer realidad este tipo de propuestas, debe de existir voluntad de parte de las autoridades municipales, para establecer las tasas municipales que permitan la sostenibilidad financiera de los servicios públicos del agua potable y saneamiento básico, ya que actualmente la mayoría de comunas subsidian los servicios de agua potable.

Es necesario que sumemos esfuerzos a nivel institucional y de ciudadanía para que se apruebe la ansiada Ley de Agua en nuestro país, que permitirá regular y  hacer una mejor administración del recurso hídrico. Se debe tener en cuenta que debido al mal manejo y contaminación que hemos hecho de este recurso, aunado los escenarios futuros por efectos del cambio climático, cada año será más difícil obtener el vital líquido para consumo y desarrollo de las actividades cotidianas, como para la producción agropecuaria y el desarrollo industrial.      

Como seres humanos debemos tomar mayor conciencia por el buen manejo y uso del agua, porque gota en gota, el agua se agota. 

Continue reading: http://www.gt.undp.org/content/guatemala/es/home/ourperspective/ourpersp...

Resource title

Lanzan Compendio de Leyes para la Gestión Municipal y Ambiental en Zonas Marino Costeras en Guatemala
10-11 nov 2016 - En el marco de las funciones del Instituto de Fomento Municipal –INFOM- con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD- a través del Proyecto Conservación y
Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras, se elaboró un “Compendio de legislación administrativa y ambiental para fortalecer la gestión municipal marino costera” y para presentarlo se llevó a cabo un “Taller de Entrega e Inducción para la Implementación” de dicha herramienta, en donde participaron Alcaldes y personal técnico de las Municipalidades de la zona marino costera del Litoral Pacífico de Guatemala. Objetivos y contenido del Compendio El Compendio se divide en dos tomos y busca ser un instrumento de utilidad para los diferentes actores relacionados con la gestión municipal marino costera del Litoral Pacífico del país. El Tomo I se denomina “Participación social y administración pública relevante a la gestión marino costera” y compila normas completas, como la Constitución Política de la República de Guatemala, el Código Municipal, la Ley de los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural y su reglamento y otras que se consideran básicas para fortalecer la participación social y administración pública de los recursos marino costeros del país. El Tomo II se titula “Legislación ambiental relevante a la gestión marino costera” y provee herramientas técnicas para el conocimiento, definición y división territorial de los recursos y servicios ambientales a administrar, manejar, proteger y conservar. Trabajo conjunto En el taller realizado por INFOM se realizaron presentaciones por parte de los socios del Proyecto, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales -MARN-, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas -CONAP-, Dirección de Normatividad de la Pesca y Acuicultura -DIPESCA-MAGA-, el Instituto NAcional de Bosques -INAB- y la Oficina de Control de Áreas de Reserva del Estado -OCRET- de normativos puntuales como gestión ambiental y su relación con la gestión municipal, Ley Forestal, Ley General de Pesca y Acuicultura, Ley de General de Caza, áreas protegidas marino costeras y Áreas de Reserva del Estado, entre otras. El INFOM promueve el progreso de los municipios dando asistencia técnica y financiera a las municipalidades en la realización de programas básicos de obras y servicios públicos, en la explotación racional de los bienes y empresas municipales en la organización y administración municipal y en el desarrollo de la economía de los municipios. El Proyecto Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras es implementado por el PNUD, ejecutado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales –MARN- y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF por sus siglas en inglés), y tiene como objetivo promover la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad marino costera de importancia global mediante el manejo equitativo y efectivo de áreas protegidas, las cuales contribuirán al bienestar económico de la población guatemalteca. Logros esperados Se espera que el Compendio sea una herramienta útil para la toma de decisiones de los diferentes actores relacionados con la gestión municipal marino costera, contribuyendo en la promoción y fortalecimiento de la organización social para la protección de los ecosistemas marino costeros de Guatemala. Continue reading: http://www.gt.undp.org/content/guatemala/es/home/presscenter/articles/20...

Resource title

Pesca sostenible de camarón y conservación de tortugas marinas en Guatemala
24-mar-2017 - Con el objetivo de continuar con la exportación de camarón marino y al mismo tiempo conservar, proteger y recuperar las poblaciones de tortugas marinas, se han realizado inspecc
iones a barcos camaroneros en faena para verificar el uso de Dispositivos Excluidores de Tortugas Marinas (DET) y cumplir con la Certificación por parte de los Estados Unidos de América para continuar con las exportaciones de este crustáceo. Antecedentes En Guatemala, la pesca de camarón representa beneficios económicos para los pescadores y las comunidades locales, sin embargo las tortugas marinas son capturadas incidentalmente en las redes de arrastre utilizadas para la pesca de camarón. Los DET son una solución ante esta problemática ya que contribuyen al uso sostenible de los camarones y a la conservación de las poblaciones de tortugas marinas. Cabe destacar que Guatemala forma parte de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (CIT) que busca proteger y conservar estas especies a nivel regional. En respuesta a ello, en el año 1996 se inició la regulación para el uso de los DET, por medio del Acuerdo Ministerial 039-96, el cual estableció que toda persona individual o jurídica que tenga licencia para la captura de camarones, deberá utilizar DET en las redes de arrastre. En el año 2002 se creó una norma específica, la Ley General de Pesca y Acuicultura, que establece que todo armador que posea Licencia de Pesca Comercial de Camarones Costeros, debe llevar a bordo de la embarcación los DET instalados en las redes de arrastre y en uso durante las faenas de pesca de la embarcación, así como repuestos de los mismos. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), es una agencia científica del Departamento de Comercio de los Estados Unidos que ha conducido talleres sobre el uso y la construcción de los DET, dirigidos a capitanes y tripulaciones de embarcaciones camaroneras e inspectores. La Dirección de Normatividad de la Pesca y Acuicultura del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación DIPESCA/MAGA presentó la “Estrategia para la verificación del cumplimiento del uso adecuado de DET en redes de arrastre de la flota camaronera en el Litoral Pacífico de Guatemala” a los representantes de NOAA con el objetivo de certificar a Guatemala por parte de los Estados Unidos para continuar con la exportación de camarón. Un control fundamental en la pesca a barcos camaroneros Las inspecciones están a cargo de DIPESCA/MAGA con el apoyo del Comando Naval del Pacífico (CONAPAC) y el Proyecto Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras implementado por el PNUD y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés). El objetivo principal de las inspecciones es verificar el uso adecuado de los DET instalados en las redes de arrastre de la flota camaronera, en cumplimiento con la legislación vigente y cumplir con la CIT. Actualmente, el esfuerzo pesquero en el país cuenta con 31 licencias autorizadas. Sin embargo, se encuentran activas únicamente 13 embarcaciones, mismas que realizan faenas de pesca con una duración de 12 a 17 días aproximadamente. Continue reading: http://www.gt.undp.org/content/guatemala/es/home/presscenter/articles/20...

Resource title

Hacia la conservación de zonas naturales del Pacífico en Guatemala
27 marzo 2017 - El Instituto Privado de Investigación sobre Cambio Climático (ICC) desarrolló una serie de talleres comunitarios en la aldea El Paredón Buena Vista ubicada en Sipacate, Escuintla.
Guatemala 27 marzo 2017 - Con el objetivo de identificar y validar zonas de importancia para la conservación de diversidad biológica y el desarrollo sostenible de comunidades ubicadas en el Parque Nacional Sipacate Naranjo, el Instituto Privado de Investigación sobre Cambio Climático (ICC) desarrolló una serie de talleres comunitarios en la aldea El Paredón Buena Vista ubicada en Sipacate, Escuintla. Esta acción se dio en el marco del Proyecto Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ejecutado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés). Principales hallazgos Las zonas marino costeras se ven constantemente amenazadas por la pérdida del hábitat y cobertura natural, la contaminación causada por el desarrollo costero no planificado y transporte marino no regulado, la sobreexplotación de recursos marino costeros, la pesca no sostenible, las especies exóticas invasoras, y la variabilidad y cambio climático. El Paredón Buena Vista no es la excepción, ya que las amenazas que hoy enfrenta, atentan contra el bienestar de la población local y la biodiversidad; por ello es importante que los habitantes locales se involucren y sean parte de la identificación de las áreas prioritarias para su conservación. El Parque Nacional Sipacate-Naranjo es un área en donde se pueden realizar diversas actividades como la observación de aves y tortugas marinas, recorrido en lancha por los manglares, surf y disfrutar de sus playas. Sin embargo, es un área frágil cuyos recursos marino costeros deben conservarse y usarse de forma sostenible. Zonas prioritarias, desde la mirada de la comunidad En los talleres participaron Comités Comunitarios de Desarrollo (COCODEs), Red de Mujeres, agricultores, pescadores, líderes comunitarios y representantes del sector turismo, quienes por medio de diferentes metodologías determinaron que las zonas naturales prioritarias para conservación son: • Poza del Nance • Canal de Chiquimulilla • Bosques de mangle • Playas, ríos, esteros y bocabarra En el transcurso de los talleres, los participantes también expresaron su interés en cuanto a la protección y conservación de la biodiversidad del área, como las tortugas marinas en especial de la tortuga Negra del Pacífico y Parlama, aves nativas y migratorias, y las diversas especies de peces y crustáceos. Próximos Pasos Con la información recabada en los talleres, se elaborará una propuesta de categoría de manejo acorde a la importancia biológica, actividades naturales y socioeconómicas del área, que actualmente se conoce como Parque Nacional Sipacate-Naranjo.

Resource title

Nature to the rescue: Using ecosystem services to reduce flood risks
12 May 2017 - With climate change, finding innovative and sustainable ways to work together with rather than against nature for effective flood risk reduction will be critical.
In the run up to the Ocean Conference in June, this blog series explores issues related to oceans, seas, marine resources and the implementation of Sustainable Development Goal 14, Life below water. 12 May 2017 - From the mouth of the Mississippi to that of the Nile, communities have been drawn to coastal flood plains throughout the centuries. Where rivers and oceans meet, nature is at its best, and river sedimentation provides rich soils that greatly benefit agricultural productivity as well as fisheries. At present, an estimated 60 percent of our global population lives along estuaries and coastlines – making them among the most heavily populated areas of the world. As appealing as coastal areas are, living on a fertile floodplain comes with substantial risks. Floods are the most frequent of all natural disasters globally, and some of the largest disasters have occurred in coastal areas. Think about the devastation done by hurricane Katrina in New Orleans or the dangerous floods that happen every year in Bangladesh. The country where I was born, the Netherlands, is built on a massive flood plain and extremely exposed to the forces of the sea. Realising the vulnerability of its population, the Dutch Government developed the Zuiderzee Works and later the Delta Works. Including dams, dykes, and massive storm surge barriers, the works are so impressive they were declared as one of the Seven Wonders of the Modern World. But, while heavy infrastructure can be useful in protecting coastal populations from the forces of nature, it is not necessarily the best and most cost-effective solution. Over the past decades, there has been a growing realisation that mother nature herself sometimes offers much better solutions. Concepts such as nature-based solutions, ecosystem-based adaptation or green infrastructure are increasingly accepted as alternatives or complement traditional infrastructure to provide flood protection. Nature-based approaches can generally be defined as working together with nature rather than against it. More specifically, these approaches aim to protect, sustainably manage, and restore ecosystems to address societal challenges (such as climate change, water or food security, and disaster risks), simultaneously providing human well-being and environmental benefits. Nature-based approaches are also cost-efficient and allow for flexibility in dealing with a constantly changing climate. In the Netherlands, building with nature is now an increasingly popular concept, and solutions such as restoration and protection of wetlands, mudflats, and natural dune systems are often preferred for flood risk reduction. A growing number of countries across the world is realising the benefits of protecting coral reefs and mangrove forests as important areas for marine biodiversity as well as crucial buffers between land and sea. At UNDP, our Ecosystem-Based Adaptation portfolio includes over US$ 355 million of investments by the Global Environment Facility, Green Climate Fund, government co-financing and other funding sources to support developing countries to address the adverse impacts of climate change using nature-based solutions. In Bangladesh, we successfully supported coastal communities to reduce their vulnerability to floods through afforestation while simultaneously generating income opportunities through sustainable forestry, agriculture, and aquaculture. In Sierra Leone, where over 3 million people live in increasingly vulnerable coastal areas, we helped the Government take an integrated approach to managing risks in the face of climate change, by protecting coastal habitats and incorporating scientific data in decision-making processes. In the Kingdom of Tonga, which consists of 169 Pacific islands that are extremely vulnerable to sea level rise and flooding from storm surges, we are working together with research institutions and the Government to protect communities through a combination of infrastructure and nature-based solutions. This includes restoration, rehabilitation and management of coastal ecosystems as part of a Ridge to Reef approach, through coastal habitats and lagoons to fringing coral reefs. With climate change, continuing urbanization trends and demographic growth – especially also in coastal areas, the impacts of floods are expected to increase dramatically in the next decades. Finding innovative and sustainable ways to work together with rather than against nature for effective flood risk reduction will be critical. CONTINUE READING: http://www.undp.org/content/undp/en/home/blog/2017/5/11/Nature-to-the-re...

Resource title

Hacia un turismo sostenible para el desarrollo en las Costas del Pacífico

9 de abril de 2017 - Se llevó a cabo la gira de prensa “Promoción de las Áreas Protegidas Marinas de las Costas del Pacífico”

Guatemala 09 de abril de 2017 - En el marco del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, se llevó a cabo la gira de prensa “Promoción de las Áreas Protegidas Marinas de las Costas del Pacífico”, con el objetivo de promover la visita y el turismo responsable en dos áreas protegidas marino costeras, Monterrico y Hawaii, y dar a conocer el hábitat de miles de especies endémicas y migratorias que albergan en el país.

Este es un esfuerzo conjunto del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) con el apoyo del Proyecto Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas Marino Costeras del PNUD y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés).

 Lucy Calderón de EcocienciaGT afirmó que la gira es una buena iniciativa para comunicar “Me parece muy bueno que se esté tomando en cuenta a los medios de comunicación porque muy pocas veces se invierte en la capacitación y especialización de los periodistas, el mismo reportero cubre diversos temas y considero que, ya sea por asignación o por pasión se debe capacitar. En este caso, el tema de medio ambiente es bueno que se capacite ya que de esa forma, el periodista, va a poder estar más conectado con los términos técnicos y tendrá una mejor manera de explicar al público y darle calidad narrativa que sea comprensible para un público no experto” también mencionó que los periodistas conocen más fuentes a través de estas giras periodistas. “Hay que dar a conocer las cosas buenas que se están haciendo. Muchas veces se cubren los temas ambientales solo desde el punto de vista negativo de la catástrofe, cuando ya ocurrió el desastre y en este momento que estamos viviendo con el aumento de la temperatura a nivel global que esta causando variabilidad climática en todo el mundo, y que nosotros estamos en los 10 países más vulnerables, es importante que la gente conozca cómo los recursos naturales contribuyen a disminuir estos impactos, tenemos que empezar a elevar el nivel de los servicios ecósistemos. Los periodistas deben estar capacitándose constantemente para hacerse más conocedores y consultar más fuentes, en especial en esta profesión para darle nuevos enfoques en este tema que es de vital importancia para todos.” 

Con esta gira periodística, además, de dar a conocer a la población las Áreas Protegidas Monterrico y Hawaii, que albergan el hábitat de miles de especies endémicas y migratorias del país; se espera que los periodistas, camarógrafos y reporteros sean agentes de cambio e incentiven a la población a hacer un uso sostenible de los recursos marino costeros y practicar un turismo sostenible para el desarrollo, responsable y libre de contaminación ambiental. 


Oportunidad para incentivar la visita el Pacífico guatemalteco
El año 2017 fue declarado por las Naciones Unidas como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo y busca sensibilizar a todos los actores y grupos de interés relacionados con el sector turismo para que trabajen juntos y hacer del turismo un catalizador de cambio positivo.

En el contexto de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), este 2017 es una oportunidad para fomentar un cambio en las políticas, las prácticas de empresas y el comportamiento de los consumidores para promover un sector turístico más sostenible.

Es por ello que se ha considerado al turismo como ámbito clave en lo siguientes ejes:
•    Crecimiento económico inclusivo y sostenible.
•    Inclusión social, empleo y reducción de la pobreza.
•    Uso eficiente de los recursos, protección ambiental y cambio climático. 
•    Valores culturales, diversidad y patrimonio.
•    Comprensión mutua, paz y seguridad.

Frente a esos desafíos, Guatemala es un país privilegiado por su posición geográfica y es reconocido como un país Megadiverso. Sus paisajes cautivan a turistas extranjeros y locales ya que ofrece diversos escenarios, desde las hermosas playas de la Costa del Pacífico hasta los bosques nubosos de Las Verapaces y el imponente Parque Nacional Tikal en Petén. 

El PNUD contribuye a través de el Proyecto Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad en Áreas Protegidas en Zonas Marino Costeras, en la ampliación de las áreas terrestres y marinas para lograr un uso sostenible de los recursos. Los habitantes cuentan con bienes y servicios provenientes de los distintos ecosistemas de ambas áreas protegidas, además los visitantes pueden realizar diversas actividades turísticas en el mar como el avistamiento de fauna marina, pesca deportiva y Surfing. En la playa se puede participar de la liberación de tortugas marinas y en el Canal de Chiquimulilla paseos en lancha para el avistamiento de aves migratorias y locales, así como conocer el ecosistema manglar y tular.

El Turismo en las Costas del Pacífico,  una experiencia inolvidable
Las Costas del Pacífico son el escenario perfecto para desarrollar diferentes actividades como la pesca deportiva colocando a Guatemala en uno de los países más privilegiados para la liberación del pez vela. El avistamiento de cetáceos, como ballenas jorobadas y delfines es una actividad, que sin duda, los turistas extranjeros no se querrán perder. Así mismo, la liberación de neonatos de tortuga marina se vuelve una experiencia inolvidable en las playas y es una actividad que brinda la oportunidad de conocer más sobre estas especies e invita a turistas locales y extranjeros a formar parte de su conservación. De igual forma, el avistamiento de aves y la contemplación de los bosques de mangle es uno de los mayores atractivos turísticos de estas áreas. 

El surf no se queda atrás, siendo uno de los deportes que se practican con frecuencia en las costas del Pacífico, especialmente en los meses de marzo y octubre. Las actividades turísticas que se pueden desarrollar en estas zonas marino costeras son diversas y están al alcance de todos, sin embargo, deben ser sostenibles tanto para el medio ambiente como para la economía local. Incentivar el turismo en Guatemala es un paso hacia el desarrollo y el crecimiento económico, que a su vez fortalece el bienestar de la población. 

Reconociendo las diversas actividades que se pueden practicar en estas zonas, se desarrolló una gira de prensa por medio de una visita a la Reserva Natural de Usos Múltiples Monterrico y al Área de Usos Múltiples “Hawaii”. Esta gira se realizó con el objetivo de dar a conocer la biodiversidad marino costera, las playas, el Canal de Chiquimulilla, el bosque manglar y su importancia, hasta realizar un avistamiento de aves para incentivar el turismo nacional y extranjero. 

socrates